martes, 11 de septiembre de 2018

11 de septiembre 2018


Ofrenda floral de los Armats
Una nueva edición del acto de homenaje a Rafael Casanova, comenzaba la mañana del 11 de septiembre con un sol radiante y con un grupo significativo de personas representantes de entidades culturales, sindicatos y partidos políticos, todos concentrados delante del monolito de homenaje al último “Conseller en Cap” de Barcelona los años 1713 y 1714.

Una nueva diada también este año con fuertes connotaciones políticas debido de a los hechos que se han ido produciendo desde la pasada edición. Pero cuestiones políticas aparte, los Armats, como entidad arraigada en la cultura catalana y sus fechas relevantes, hemos participado de nuevo en al acto de homenaje a este consejero en representación de todos los defensores de la libertad de los pueblos.

El acto en sí se ha desarrollado con el protocolo habitual. Ha empezado con ‘El cant del poble’, con letra de Josep M. de Sagarra y música de Amadeu Vives, a cargo del “Cor Madrigalista” de Mataró. A continuación se ha  realixado la ofrenda floral por parte del consistorio, con notables ausencias, depositando nuestro Alcalde David Bote, un ramo de flores como primera ofrenda de la diada. A continuación, el coro y el público asistente han cantado ‘els Segadors’ finalizando con exclamaciones de “Visca Catalunya”. Seguidamente la entidad “Mestres del Gai Saber” ha puesto en escena, cono ya es tradición, el Ball d’Homenatge” de Joan Serra. Se trata de una creación del músico Jaume Arnella y el coreógrafo y maestro de danza tradicional Joan Serra, que se basa en la polca de los bailes de gitanas.


Cor Madrigalista, ofrenda del consistorio y Mestres del Gai Saber
A continuación y siguiendo el orden establecido, las diferentes entidades culturales, deportivas y vecinales de la ciudad presentes al acto, han llevado a cabo sus ofrendas florales y algunos parlamentos. Como es tradición, ha empezado Omnium Cultural, representando a decenas de entidades de la ciudad, y a continuación otras entidades a título individual. También los Armats hemos ofrecido nuestro pequeño homenaje a todos aquellos que defendieron sus ideales de libertad ahora hace más de tres siglos. Este año ha acompañado a nuestra junta, el Armat Martí Lopez Salvador, integrando de la Optiada Juvenil, que ha depositado el ramo a pie del monolito.

Ofrenda floral de los Armats de Mataró

Cómo es habitual el acto ha continuado con las aportaciones de los sindicatos y los partidos políticos de nuestra ciudad presentes al acto, que con sus ofrendas y parlamentos han puesto punto y final a la tradicional Ofrenda Floral de la mañana de la Diada Nacional de Catalunya.




(Fotos: Jordi Romagosa)

domingo, 9 de septiembre de 2018

Roma 2008 - 10 años

Los Armats Mataró fuimos a Roma el 24 de septiembre de 1986, este año  hará 32 años. Volvimos el 10 de septiembre del 2008, por lo tanto pues, este 2018, hará 10. Es una efeméride reciente pero muy significativa de nuestra historia, tanto por el hecho que engloba en sí, como por el hecho de tratarse de una segunda visita a un lugar tan emblemático cómo es la cuna de la civilización y la cultura latina.

Es bueno recordar los largos preparativos llevados a cabo, las gestiones, las listas, etc., todos necesarios para la movilización que supone un desplazamiento de estas características. Por suerte, las nuevas tecnologías permitieron una comunicación ágil vía correos electrónicos y mensajes de móvil, aspecto que no existía en 1986.

Más de un centenar de personas salimos del aeropuerto del Prat de Barcelona el martes 9 de septiembre, en un viaje en avión del todo tranquilo lejos de la incomodidad del viaje en autocar de la primera vez. No traíamos las lanzas y corazas puesto que todo el material viajó en furgoneta y en barco. En el aeropuerto de Roma-Fiumicino nos esperaban los tres autocares que nos trajeron hasta la Residence Candia, lugar donde pernoctariamos. La residencia, de un estilo de habitaciones muy curioso, estaba situada muy cercana a la Ciutat del Vaticano, lo cual permitía ir a pie en menos de un cuarto de hora.

Por la tarde, un grupo de los que participamos en la primera visita de 1986, nos concentramos en la Plaza de San Pedro, para recordar aquella visita e intercambiar opiniones y comentarios ante la cámara de los medios audiovisuales de nuestra ciudad, que nos acompañaban. Después de cenar se hizo una visita a la Plaza al anochecer.
  

El miércoles día 10, era el momento de la visita oficial. Tocó levantarse temprano y almorzar rápido con todos los integrantes del maniple con la túnica, sandalias y calcetines puestos para ganar tiempo, puesto que  a las 8:15 se salió debidamente uniformados y en formación de la Residencia Candia desfilando a paso ligero por las calles de la Vía Candia, Vía Leone IV, Piazza del Resorgimiento, Vía di Puerta Angelica y Plaza de San Pedro.

Una formación con una Optíada Juvenil de 12 integrantes, el grupo de los Signífers con 10 integrantes, el grupo de la Bandera con 6 integrantes, la Banda con 6 integrantes y las 3 secciones de lanza con 33 integrantes, todos juntos confeccionando un total de 67 Armats. Veintidós años después el Maniple de los Armats de Mataró volvía a desfilar por la ciudad de Roma. Justo es decir que el entorno a la plaza y el hecho del lugar donde estábamos le daban un cariz especial, difícil de explicar con palabras. Todos y cada uno de los que desfilamos y todos nuestros acompañantes tendrán sus valoraciones personales y particulares.

El espacio físico de la audiencia no era la plaza, sino el auditorio Pau VI, cambio obligado entonces por el incremento de las normas de seguridad a raíz del atentado al anterior Papa Juan Pablo II. Un auditorio realmente grande, lleno a rebosar de gente, venidos de todas partes. El maniple de los Armats sentados todos juntos y los acompañantes detrás de nosotros. Más de sesenta personas vestidas de Armat destacaban entre la multitud.

Debido a las normas de seguridad, no  podía existir la proximidad de antes y sólo una persona del Maniple se podría acercar al Santo Padre, y el escogido fue Adrià Aguilar, el más jovencito de los que desfilábamos. Por lo tanto, después de las alocuciones, presentaciones de grupos y el mensaje de Benedicto XVI, los Armats de Mataró obsequiamos al Santo Padre con un busto de Armat como el de los premios ARMAT y ARNAT, con una placa al pie que decía: ARMATS DE MATARO En CIUTAT VATICA 10-09-2008. Le fue entregado por Mn. Joan Barat (Rector de Santa María), Joan Antoni Barón Espinar (alcalde de Mataró) y por el mismo Adrià. El Santo Padre le obsequió con un rosario blanco.

 

A la salida de la Audiencia se rehízo la formación para volver a la plaza donde realizamos evoluciones y el Combate General para todos los asistentes. Más de un turista fundió la tarjeta de su cámara retratando o filmando. Nuestros acompañantes también, claro. Después de la fotografía de grupo, regreso a la residencia para cambiarnos.

Por la tarde se había previsto desfilar en la Plaza de España, con la presencia del embajador, pero resulta que tenía obligaciones en Madrid  y se suspendió el acto. Una lástima. A pesar de todo se aprovechó la tarde para visitar las plazas de San Pedro y España, la Fontana de Trevi y la Piazza del Popolo. Todos vestidos con el polo azul con el logotipo de los Armats confeccionábamos un grupo que se notaba por donde pasábamos.

El día 11 por la mañana una extensa visita a los Museos Vaticanos, bajo la guía de Francesc Figueres y las explicaciones de Mn. Jaume González Agapito que también nos acompañó durante el resto de nuestra estancia. Mn. Jaume, gran conocedor de la historia y de la ciudad de Roma, nos ofreció un enorme abanico de explicaciones a todos los lugares que visitamos. Aquel día también regresaron a Mataró una parte de nuestro grupo.


El día 12, muy temprano a primera hora se pudo visitar la Basílica de San Pedro. En aquella hora y con la poca gente que  había se pudo disfrutar mucho más de este recinto. Ya por la mañana visita al Coliseo, al arco de Constantino, el Foro, Columna Trajana, Plaza Navona, etc. Lugares todos de una extraordinaria belleza. Roma es un museo al aire libre con la mayoría de los monumentos más significativos de la cultura latina.

 
El día 13, regreso de todo el grupo a Mataró, nuevamente en avión, poniendo punto y final a un viaje suficiente intenso y positivo del que estos días lo recordamos 10 años después.

Recordar estas efemérides, es de justicia. Todos sabemos que detrás de act0s como este hay una gran cantidad de trabajo a menudo llevado a cabo por un grupo reducido de personas y a menudo poco reconocido. Por lo tanto es de justicia ahora agradecer aquella tarea que condujo a nuestra entidad a escribir una nueva página de su historia reciente.


(Fotografías : Archivo Armats)